La precocidad

Que los niños actúan por imitación no es ningún secreto... pero hay ciertas cosas que un padre no se espera que imite su hijo, y menos a sus pocos meses de vida.

Así la imitación comienza simplemente adoptando los gestos y posturas más frecuentes de su padre... Lo único bueno de esta situación es que aún estás a tiempo de corregirlo...

Un trago y a dormir...¡Tú si que sabes papá!
Pero más adelante esos gestos y posturas se pueden transformar en una imitación completa... Y viendo la cara del siguiente bebé, encima le gusta, cosa que hace más complicado para el padre corregir ese comportamiento, e incluso en este caso me atrevería a decir que ha llegado tarde para enmendar la situación...

¡Cómo me gusta la cerveza! Así que, cuidado como te comportas delante de tu hijo o te puede salir un "borracho consumado", como este último, o un "borracho en potencia" como el primero...

4 comentarios:

Noemí dijo...

Menuda cara de felicidad tiene el que se agarra a la cerveza!!! Jjajajajaa...

Murator dijo...

Ya ves... Este ya pasa olímpicamente de la leche...jeje

Duffman dijo...

Diría que es Garrafa (www.pitodoble.com) en su juventud xD

Murator dijo...

No te extrañe...jejeje Y si no lo es, ya apunta maneras...

Publicar un comentario

Deja tu comentario, que no cuesta nada:
(Si escribes tu web acuérdate de poner http:// al principio o el link no aparecerá correctamente)