Los milagros existen

Pongámonos en situación...

Imaginemos que vas en tu coche y tu hijo está sentado en el asiento trasero. Hasta aquí todo perfecto. Pero, ¡y si te das la vuelta y tu hijo ya no está! Pues bien, esperemos que no se dé la situación del siguiente vídeo, porque el niño se salva de milagro...

Observa atentamente la repetición ampliada, donde se aprecia realmente la suerte que tuvo.

¿Existen o no existen los milagros?

2 comentarios:

Noemí dijo...

Madre mía!!! Para haber quedado de sello en la calle... Si es que los nenes no inventan nada bueno...

Cosidos al asiento, es poco...

Murator dijo...

Pues sí! La suerte de este niño no tiene límites...

Publicar un comentario

Deja tu comentario, que no cuesta nada:
(Si escribes tu web acuérdate de poner http:// al principio o el link no aparecerá correctamente)